Manuel Pailós

Manuel Pailós fue un pintor, escultor y ceramista, que se destacó como una de las principales figuras de la corriente torresgarciana en Uruguay, país al que llegó con sus padres en 1918, cuando apenas tenía tres años de edad.

Su formación tuvo lugar en el Círculo de Bellas Artes junto a Guillermo Laborde y José Cúneo Perinetti y a partir de 1942 junto a Joaquín Torres García, en cuyo taller permaneció hasta el momento de su clausura en el año 1967.

Dirigió el Taller Torres García en sus últimos años de funcionamiento, y formó parte de cada una de las exposiciones que allí se organizaron.

La pintura de Pailós respondió al diagrama constructivista dotándolo de un destacado refinamiento cromático y una especial sensibilidad, tanto en el diseño como en el manejo de signos, que identificó su trabajo y lo condujo al éxito de ventas que tuvieron sus obras.

Incursionó con mucho éxito en la escultura. Una de sus obras de mayor reconocimiento “Monumento”, se encuentra en el Parque de Esculturas contiguo al Edificio Libertad. En el año 1996 obtuvo el Premio Figari otorgado por el Banco Central de Uruguay, importante reconocimiento, que se suma a los numerosos premios nacionales y regionales con los que el artista fue marcando historia a lo largo de su vida.

Se caracterizó siempre por su modestia y perfil bajo. Fue un hombre cordial y discreto, que prefirió que fueran sus obras las que hablaran por él. Su incansable espíritu de trabajo lo llevó a exponer en forma individual y consecutiva durante años, en lo que constituyó el período consagratorio de su carrera como artista.

La obra del maestro Pailós puede encontrarse en colecciones privadas de Uruguay, España, Estados Unidos, Argentina, Alemania, Israel y Colombia. El Museo Nacional de Artes Plásticas de Montevideo cuenta con numerosas obras suyas, al igual que el Centro Nuevo de cultura de Buenos Aires.